¿En qué consiste la oxigenoterapia?

La oxigenoterapia consiste en administrar oxígeno a una concentración superior a la que se encuentra en el aire, con el fin de tratar o prevenir los síntomas y la aparición de hipoxemia arterial. Esta forma de tratamiento se puede aplicar en una situación inicial aguda, durante el tiempo necesario para superar el evento agudo o, a más largo plazo, cuando el paciente tiene una forma grave y estabilizada de hipoxemia crónica. 

En concreto, se administra oxigenoterapia a largo plazo a pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), ya que se ha demostrado que aumenta significativamente la tasa de supervivencia, la calidad de vida y el rendimiento neuropsíquico, mientras que, al mismo tiempo, reduce el número de días de hospitalización y los costes asociados a dicha hospitalización. También se ha sugerido su uso para el tratamiento de enfermedades distintas de la EPOC, como la enfermedad pulmonar intersticial, la hipertensión arterial pulmonar, la fibrosis quística e incluso con fines paliativos.

Area Terapeutica

Form Áreas terapéuticas

Sistemas de administración de oxígeno

 Hablando en términos técnicos, el oxígeno se administra a través de productos médicos apropiados. En función de las características del paciente, el especialista en neumología establece las dosis en términos de flujo/minuto y horas/día, así como el sistema de administración más adecuado. 

Vivisol ofrece todos los diferentes tipos de soluciones tecnológicas disponibles y solicitadas por los especialistas. 

Recipientes de oxígeno líquido medicinal: son la solución de preferencia para pacientes con cualquier nivel de movilidad y caudal terapéutico, gracias al almacenamiento de grandes cantidades de oxígeno médico en estado líquido y a la posibilidad de utilizar unidades portátiles, prácticas y de gran capacidad. 

Concentradores fijos y portátiles: son la solución perfecta para pacientes con movilidad media-baja o con un flujo terapéutico específico, ya que requieren un suministro eléctrico para activar el proceso que separa el aire y administra el oxígeno. 

Botellas de oxígeno comprimido medicinal: útiles para terapias a corto plazo, estos tanques son ideales para pacientes que precisan la administración de oxígeno terapéutico por períodos cortos de tiempo. 

Productos médicos adicionales: junto con los dispositivos de administración de oxígeno, los pacientes también reciben materiales comúnmente recetados con el dispositivo, como cánulas, mascarillas, catéteres y humidificadores.